NOTICIAS MUNDIALES

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

NOTICIAS MUNDIALES

Mensaje  Admin el Mar Oct 21, 2008 6:53 pm

Australia, Estados Unidos: surgen demandas por no informar que el aborto causa cáncer

A mediados del pasado mes de enero (del 2002), se dio a conocer la noticia de que una mujer australiana había llegado a un acuerdo extra judicial con el médico que le practicó un aborto, a quien había demandado por no informarle sobre la conexión que existe entre el aborto y el cáncer de mama (1). Aunque parece ser que éste es el primer caso de esa naturaleza, no es ciertamente el último. Más recientemente se ha reportado otra demanda judicial por parte de otra mujer australiana, en este caso contra el hospital y contra el abortero, por no haberle informado que después del aborto podría haber sufrido una reacción psiquiátrica adversa ni tampoco acerca de la creciente evidencia en torno al riesgo de contraer cáncer de mama (2).

Tanto los que defienden la vida como los que están en contra de ella y a favor del aborto se preguntan si no surgirán casos similares en Estados Unidos. De hecho, hay dos casos pendientes en las cortes estadounidenses. Uno de ellos surgió en diciembre de 1999, y consiste en una demanda radicada contra una instalación de abortos en Dakota del Norte por llevar a cabo anuncios falsos, es decir, por no admitir el vínculo entre el aborto y el cáncer de mama. El otro caso consiste de tres mujeres de California que han demandado por la misma razón a la organización Paternidad Planificada (Planned Parenthood) de los Condados de San Diego y Riverside y a la Federación de Paternidad Planificada de Estados Unidos (3). Esta última es la filial estadounidense de la Federación Internacional de Planificación de la Familia\Región del Hemisferio Occidental (IPPF\WHR, por sus siglas en inglés). La IPPF es la organización que más promueve el aborto en todo el mundo y cuenta con filiales en prácticamente todos los países de América Latina.

El Colegio de Obstetricia y Ginecología de Estados Unidos (ACOG, por sus siglas en inglés) se ha mostrado escéptico con respecto a la conexión entre el aborto y el cáncer de mama. Sin embargo, el Colegio Real de Obstetras y Ginecólogos de Gran Bretaña está en total desacuerdo con el ACOG. En marzo del 2000, el Colegio Real advirtió a los aborteros británicos de que el vínculo entre el aborto y el cáncer de mama "ya no se puede desechar" (4).

Luego, el 27 de febrero del 2001, el diario británico The Observer informó que "las mujeres británicas están almacenando un ‘bomba de tiempo' en cuanto al cáncer de mama, debido al elevado índice de abortos y al bajo número de niños" (5).

John Kindley, un abogado del Thomas More Law Center, que está trabajando en el caso de California, ha publicado un artículo sobre los problemas legales que surgen para los que no dan a conocer el vínculo entre el aborto y el cáncer de mama. Kindley señala algunas de las maneras en que Paternidad Planificada de Estados Unidos parece que ha desinformado a las mujeres acerca de los riesgos para la salud que tiene el aborto. "Tienen la costumbre de afirmar cosas acerca de la seguridad del aborto basándose en datos incompletos. Al mismo tiempo, intentan desacreditar la verdadera labor científica que demostrado la conexión entre el aborto y el cáncer de mama. Por ejemplo, citan 5 estudios que dicen que la conexión no está clara, pero al mismo tiempo pasan por alto la enorme evidencia científica que afirma lo contrario. Entonces les aseguran a sus clientas de que el vínculo en cuestión no se ha demostrado. Ello no solamente constituye una falta de rigor científico, sino que también es una actitud tan solapada que llega a lo inmoral" (6).

En un patético intento por negar la conexión entre el aborto y el cáncer de mama y salvar así su negocio abortista, Paternidad Planificada había citado al Instituto Nacional del Cáncer, a la Sociedad del Cáncer de Estados Unidos y a la revista de medicina británica New England Journal of Medicine que habían dicho que "toda la investigación es inconclusa". Sin embargo, desde los acontecimientos ya citados, las tres organizaciones han revisado sus posturas y han confesado que por lo menos parece que sí existe algún tipo de conexión entre ambos (7).

En realidad la conexión entre el cáncer de mama y el aborto es mucho más que una simple sospecha. El Dr. Joel Brind, un endocrinólogo del Baruch College, en la Ciudad de Nueva York, ha analizado de forma exhaustiva la investigación internacional en torno al tema. "De 37 estudios publicados independientemente, 28 muestran una relación de causa y efecto. De esos 28, 17 arrojan vínculos que alcanzan la significatividad estadística, lo cual sugiere una certeza del 95% de que dichos vínculos no se deben al azar. Se trata de una evidencia científica que sencillamente no puede ser desechada" (Cool.

El Dr. Brind también señala que el problema se agudiza mientras más joven es la mujer que se practica un aborto. Otro especialista, el Dr. Chris Kahlenborn, internista en Altoona, Estado de Pensilvania, está de acuerdo. "El estudio de la Dra. Janet Daling, publicado en 1994 por el Instituto Nacional del Cáncer, demostró que si una chica es menor de 18 años y se practica un aborto, su riesgo de contraer cáncer de mama aumenta en un 150%. Y si tiene menos de 18 años y su bebé no nacido tiene más de 8 semanas de gestación cuando se le practica el aborto, el riesgo aumenta en un 800%" (9). El Dr. Kahlenborn acaba de publicar un libro titulado Breast Cancer: Its Link to Abortion and the Breast Control Pill, disponible a la venta en Human Life International (540-622-5204), organización de la cual Vida Humana Internacional es la sección hispana.

Además de todo ello, ahora se ha dado a conocer la noticia de que el cáncer de mama ha superado al cáncer del pulmón en cuanto a ser el tipo de cáncer más común en Gran Bretaña. Al Dr. Patrick Carroll no le sorprendió para nada la tétrica novedad. El Dr Carroll es el autor de un nuevo estudio en ese país que demuestra que el aborto duplica el riesgo de cáncer de mama. Se calcula que en Inglaterra y en Gales el número total de casos de cáncer de mama superará la duplicación durante los próximos 26 años. Ello se debe, afirma el Dr. Carroll, al elevado índice de mujeres que abortan que nunca han llevado a término su embarazo. "Quizás el número de casos de cáncer de mama en el futuro atribuibles al aborto alcanzará el 50%" (10).

Desafortunadamente, en el mundo en desarrollo, este sombrío cuadro se ensombrece más todavía. Debido al pobre estado de la atención médica primaria, las mujeres que padecen de cáncer de mama obtienen el diagnóstico cuando este mal se encuentra en una etapa avanzada. Las que sí logran que se les diagnostique probablemente no recibirán un tratamiento con el nivel adecuado de sofisticación. Y aún las pocas afortunadas que logren recibirlo, probablemente no sobrevivirán (11).

Al promover la legalización del aborto en todo el mundo, la IPPF dice que está reduciendo "la mortalidad materna". Sin embargo, el aborto legal (o ilegal) constituye un peligro para la madre, uno de ellos, ciertamente no el menor, es el aumento del riesgo de contraer cáncer de mama. En el mundo en desarrollo, ello equivale a una sentencia de muerte

Admin
Admin

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 21/06/2008

Ver perfil de usuario http://animanga.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.